Log In
.

Detrás de escena en el Wyndham Championship

Este último fin de semana se jugó el Wyndham Championship en el Sedgefield CC en Greensboro, North Carolina. Para los que pudieron ver el torneo por televisión, la cancha estuvo impecable. Pero siempre hay alguna historia detrás de cada campeonato, y la de este campo de golf es digna de ser contada.

En 2012 Sedgefield CC cambió el césped de sus greens, originariamente de bentgrass, a bermuda ultradwarf (Champion), ya que este último es mucho más resistente al calor y a la elevada humedad del verano. Sus fairways y tees también son de bermuda. Este año, a través de un invierno sumamente crudo en el hemisferio norte, en una entrada de aire frío del Ártico que mantuvo las temperaturas 9 días por debajo del punto de congelamiento (récord de los últimos 100 años), buena parte de la bermuda de la cancha murió, dejando greens, fairways y tees con daños como se aprecian en la foto.

El superintendente Chad Cromer y su equipo decidieron encarar un trabajo contra reloj para poder salvar el campeonato, a solo 90 días de su inicio. Se colocaron 2 hectáreas de panes de bermuda en los fairways y en los tees, pero para los greens el tema no fue tan sencillo. El club no contaba con un vivero con césped de greens, por lo cual decidieron sacar tarugos de las partes sanas y colocarlos en las partes dañadas, a una distancia de 5 cm x 5 cm, lo que llevó a reemplazar 150.000 tarugos en 1.800 metros cuadrados de greens. Una tarea titánica que rindió sus frutos, ya que la cancha se presentó impecable para el campeonato.

Así se presentó la cancha para el Wyndham Championship el pasado fin de semana

Foto y datos tomados del artículo de GCM de Ed Hardin, originariamente posteado en Greensboro News & Record.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account