Log In
.

Una solución para el agua de lavado de las máquinas

Por la USGA Green Section

El problema
Locust Hill Country Club en Rochester, New York, recibió la certificación de Audubon Cooperative Sanctuary por Audubon International en 2014. Durante el proceso de certificación, se identificaron flaquezas en el área de lavado de los equipos. La acumulación de restos de corte generaba un olor poco agradable, y en el lavado de las máquinas consumía una cantidad excesiva de agua. El superintendente Rick Slattery, CGCS, apuntó a crear un sistema cerrado para el lavado de las máquinas, que costara poco dinero y que fuera más sustentable.

Acción
Locust Hill formó una alianza con el New York State Pollution Prevention Institute, en Rochester Institute of Technology, y la University of Buffalo, para diseñar un sistema de lavado de máquinas mejorado y económico. El diseño desarrollado es un sistema bipartito. En primer lugar, se implementa aire comprimido para remover los restos de corte del equipo. Posteriormente, la máquina es lavada con agua, la cual es recolectada en una cámara y bombeada hacia una malla, para remover los restos de pasto cortado y otros residuos. Luego el agua atraviesa un sistema de filtración lento a base de arena. Ya filtrada, es descargada desde el fondo del tanque de filtrado a otro tanque más pequeño, de 55 galones, y eventualmente bombeada hacia otro tanque de almacenamiento de 1000 galones, donde se encuentra nuevamente disponible para su reutilización en el lavado de equipos. Este prototipo fue instalado en octubre de 2017, y continúa funcionando correctamente.

El costo de construcción de este sistema incluyó aproximadamente 1500 dólares por cada tanque mayor, 1500 por la pantalla hidráulica y 1500 por las bombas, mangueras y otros componentes. La construcción de la plataforma de lavado y la cámara de recolección costaron otros 6000 dólares.

Resultados
Las pruebas realizadas en el otoño de 2017 demostraron que el agua de lavado, filtrada por el nuevo sistema, alcanza la calidad de agua potable. Los olores causados por los restos de corte acumulados han sido eliminados, y en días de mucha actividad, el consumo de agua en la plataforma de lavado disminuyó de 1500 galones a 700. Locust Hill ha logrado sus metas de sustentabilidad, y el establecimiento tiene la mira enfocada en la reducción de su cuenta de agua. Continuarán analizando información en las próximas temporadas para monitorear el rendimiento del nuevo sistema.

La New York State Pollution Prevention Institute remarcó el trabajo realizado en Locust Hill y ofrece información adicional acerca del sistema.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la USGA y extraído de su página web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account