Log In
.

No bloquee con árboles los magníficos movimientos de un campo de golf

Por el Ing. Agr. Ricardo de Udaeta

Existe una tendencia a sobreplantar los campos de golf con árboles, con la falsa creencia de que cuantos más árboles tengamos mejor será el campo de juego, y seremos más “amigables” con el medio ambiente. Nada más alejado de la realidad.

Con esto no quiero decir que un campo de golf no deba tener árboles, ni que los árboles se contrapongan con el medio ambiente. Pero, como todo en la vida, la plantación de los árboles debe estar en su medida justa.

Muchas veces no se tienen en cuenta los movimientos del campo que planificó el arquitecto que lo diseñó, con el objeto de que la cancha juegue de una determinada manera, con una estrategia para cada tiro. Pequeñas y sutiles ondulaciones suelen afectar nuestros tiros tanto como las lomadas más importantes y otras características del campo, y ello hace un todo para que la cancha tenga su carácter propio. Cortar estas características propias de cada campo plantando árboles a mansalva, y muy especialmente cercanos a greens y tees, echan por tierra buena parte del trabajo elaborado por el arquitecto y complican el mantenimiento que ya de por sí es sumamente complicado.

El ejemplo que les presento en la foto (Mar del Plata GC en Argentina) tal vez sea un caso extremo de escasos árboles debido a la inclemencia de su clima marítimo, pero creo que es un fiel ejemplo de cómo se lucen los movimientos creados por su diseñador, Juan Dentone, hace más de 100 años.

Tagged under:

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account