Log In

La obsesión por el detalle

Dos operarios sacando guías de bermuda gruesa entrando en un tee de salida (Seminole GC).


Encargado de riego limpiando aspersores (Merion GC).

 

Por el Ing. Agr. Ricardo de Udaeta.

Todos sabemos que los resultados no aparecen por sí solos, sino que son consecuencia de la dedicación, la programación y el esfuerzo. Cuando vemos por televisión esos magníficos campos deportivos, siempre queremos imitarlos y lograr los mismos resultados que vemos en la pantalla. Pero para poder imitar y lograr esos mismos resultados, es necesario poner la misma dedicación, la misma programación y el mismo esfuerzo que se pone a través del tiempo en esos campos que queremos emular. Y, ni que hablar, el mismo dinero.

El presupuesto, el equipamiento, la mano de obra, la predisposición a terminar un trabajo perfecto, la capacitación para poder realizarlo correctamente son solo el principio de un programa de manejo que permite distinguir un campo perfecto de uno que no lo es. Por suerte, cada vez somos más los que comprendemos el enorme presupuesto que significa llegar a ese grado de perfección, y debemos conformarnos con campos en buen estado, con un presupuesto menor y sin la exigencia de lo que vemos por televisión.

En las fotos podemos ver la dedicación hacia el detalle en dos campos de golf de primer nivel, y que no reparan en gastos al momento de cumplir con sus objetivos. En el primero, podemos apreciar a dos operarios sacando guías de bermuda más gruesa que están entrando en un tee de salida. En el segundo, el detalle de un encargado de riego efectuando la limpieza de un aspersor. Estas tareas, en este tipo de campos de golf, no son ocasionales sino permanentes. Esto implica que se debe contar con el personal capacitado para realizarlas a través de todo el año.

Ejemplos como estos hay a montones, y es muy probable que haya dirigentes que ni siquiera imaginen que se realizan este tipo de tareas. Por eso, al evaluar la cantidad de personal que se necesita en un campo de golf o en un campo deportivo, el número siempre parece abultado para el que no tiene conocimiento profundo del tema. Sugerencia: evalúe hasta dónde puede llegar con su presupuesto y con su estructura de mantenimiento antes de exigir los resultados que se aprecian por televisión.

Tagged under:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Log In or Create an account