Log In

¿Está su campo de golf listo para el futuro?

Si ocurriera una grave falla de infraestructura, ¿habría un plan? ¿Estaría preparado si se le fueran impuestas restricciones locales al agua o fertilizantes? Estas son preguntas que los administradores de canchas de golf deberían estar preguntándose acerca de su establecimiento. Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es no, es entonces necesario desarrollar un exhaustivo plan maestro. Un plan maestro exhaustivo describe áreas específicas de una operación, y detalla futuras mejoras, para asegurar que un establecimiento permanezca viable y sustentable.

Hoy, los planes maestros son más importantes que nunca. El declive económico y una variedad de otras circunstancias han forzado a muchos superintendentes y a los empleados a extender la vida útil de los equipos e infraestructura de la cancha de golf, mucho más allá de su típica esperanza de vida. Al envejecer los equipos y la infraestructura, su rendimiento decrece y los costos de mantenimiento aumentan. Para enfrentar estas cuestiones, las instalaciones de golf deben desarrollar planes maestros a largo plazo.

Los problemas tales como fallas de construcción son previsibles, cuando los planes están presentes
para corregir estos inconvenientes antes de que pasen a ser serios.

Los temas que deberían ser tratados en un plan maestro incluyen:

  • Manejo del agua
  • Mejoras en los sistemas de irrigación
  • Mejoras en la infraestructura de drenaje
  • Inventario de equipos y calendario de reemplazos
  • Mejoras en el mantenimiento de las instalaciones
  • Manejo de árboles
  • Mejoras en los caminos de carros de golf
  • Requerimientos de personal y trabajo
  • Mejoras de arquitectura y diseño

Un plan maestro guía la toma de decisiones en un establecimiento de golf, incluso al cambiar los miembros del comité y del personal. Los planes maestros se enfocan en los objetivos de un establecimiento de golf y ayudan a priorizar las mejoras, para que el dinero no sea frívolamente gastado en proyectos intrascendentes que interfieran con metas a largo plazo.

Cualquier cancha de golf, sea cual sea su presupuesto, tamaño o edad, debería tener una exhaustiva lista de planes para cada área de la cancha. Sin un plan maestro, un establecimiento corre el riesgo de gastar dinero inconscientemente, o de no estar preparado en caso de la aparición de cuestiones no planificadas.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la USGA.

 

Tagged under:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account