Log In

El mosaico de colores y texturas en un campo de golf

El césped en un campo de golf siempre tendrá una variedad de colores y texturas. Lo mejor que podemos hacer como golfistas es aceptar esta variación como parte del juego.

Por Steve Kammerer PhD, Senior Consulting Agronomist, USGA Green Section.

Es fácil pensar en los campos de golf como carpetas verdes de césped uniforme; pero, en la realidad, un césped saludable puede ser un mosaico de colores y texturas algo diferentes por numerosas razones. La mayoría de los campos de golf utilizan diferentes variedades y tipos de césped en distintas áreas de la cancha basados en su adaptación a una cierta superficie o ambiente. Esto implica que muchas veces se plantan tipos de césped diferentes adyacentes unos a otros, lo cual lleva inevitablemente a una mezcla de colores y texturas cada vez que uno cruza los límites del otro. Prevenir esta variación natural es imposible, y tratar de controlarla de manera rígida puede convertirse en una propuesta muy costosa.

Los putting greens generalmente se plantan con una sola especie, pero eso no significa que se mantengan consistentes por mucho tiempo. Los greens de bentgrass y de Poa annua generalmente se originan de semilla, lo que significa que cada planta es genéticamente diferente de las otras. Como resultado de ello, es muy común que se desarrollen diferencias de color, densidad y textura a medida que estos greens maduran. Estas variaciones pueden ser más visibles en los meses de invierno, cuando algunos manchones mantienen el color por más tiempo que el resto del green.

En fairways y roughs, las diferentes respuestas a luz vs sombra, frío vs calor, diferentes tipos de suelos, fertilización, riego, calidad de agua, herbicidas, fungicidas, reguladores de crecimiento, tránsito y alturas de corte, pueden tener un gran impacto en el aspecto y la textura del césped en diferentes áreas.

Hay varias técnicas que los superintendentes pueden utilizar para limitar y manejar el aspecto visual y la textura de diferentes áreas de césped en el campos de golf. Prácticas de rutina como el corte, topdressing y el corte vertical pueden limitar el impacto en la jugabilidad, así como la aplicación de productos en forma selectiva.

Con todas las complejidades que involucran el manejo de césped en varias hectáreas, tal vez lo mejor que podemos hacer como golfistas es comprender la inevitable variación y aceptar el mosaico de colores y texturas que aparecen en las áreas de juego de la mayoría de los campos de golf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account