Log In

Amarillo no es mala palabra

Por el Ing. Agr. Ricardo de Udaeta.

En las zonas de transición, invierno significa época de heladas. Con las heladas, los céspedes de verano tales como las bermudas, entran en dormición y pierden el típico color verde que tienen cuando se encuentran en activo crecimiento.

Cuando pensamos en césped, por lo general pensamos en “verde”, pero sobre un césped amarillo también se puede jugar perfectamente al golf. En la foto podemos apreciar un fairway de bermuda en pleno invierno en Buenos Aires, luego de una serie de heladas. Si bien el césped se encuentra completamente amarillo, el lie de la pelota es perfecto como si se tratara de césped verde y en crecimiento. Aceptar las condiciones en que se encuentra la cancha en cada época del año es parte del atractivo del golf, y los fairways amarillos forman parte del condimento del invierno.

Tagged under:

4 Comments

  1. Jorge V. Garasino

    El Sr. Haroldo tiene razón..Pero este “oclor” que para muchos es signo de sanidad de cesped, para los “golfetos” es “cancha seca”. ¿No sería conveniente que los jugadores debieran tener conocimientos de la materia agronomica?? Si no leen las Reglas, las Condiciones de la Competencia, nada de nada, por lo menos que se “acerquen” a la ciencia agronómica…Vos Ricardo tenes poder para hacerlo..

  2. Ine de Olavarrieta

    Vivo sobre un Green de golf y estoy absolutamente fascinada de ver el contraste entre el fairway , espectacularmente marron, y el verde increible del green.
    Oportunidad unica de ver las estaciones marcadas ( regalo de nuestra latitud).
    Excelente reflexion , Ing !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account