Log In
.

Editorial

Cuando el mal tiempo acecha, todos nos ponemos nerviosos. No podemos creer que otra vez no podamos salir a disfrutar del deporte que más nos apasiona. Y suele ser común que cuando un capitán abre la cancha luego de una lluvia, todos digan que no debió abrirse porque la cancha quedó destruída. Pero si no la abre al juego, todos se quejan porque la cancha se veía bárbara desde el bar y seguramente estaba seca como para jugar. Imposible conformar a todos, especialmente en un deporte que jugamos al aire libre y que depende 100% del clima. En nuestro primer artículo, Jim Skorulski nos deja algunas reflexiones al respecto.

Y luego viajamos a Panamá, a conocer el Buena Ventura Golf & Beach Resort, con una magnífica playa, el Corotú Spa, una arquitectura colonial y cancha de golf diseñada por Jack Nicklaus para todos los niveles de juego.

Hasta la próxima!
Ing. Agr. Ricardo de Udaeta.
Editor, Revista TGMdigital y TGMdigital.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account