Log In
.

¿Cómo sabemos cuándo reemplazar nuestro sistema de riego?

¿Qué es eso que cuesta a las canchas de golf una exorbitante cantidad de dinero, que la mayoría de los golfistas no ve, y que sin lo cual la mayoría de las canchas de golf modernas no pueden sobrevivir? Es el sistema de riego. La aplicación eficiente de agua está teniendo un rol cada vez más importante, a medida que las canchas de golf están más enfocadas que nunca en conservar recursos de agua y proteger su calidad. En el oeste estadounidense, las bajas en agua y su creciente costo han puesto más énfasis que nunca en la eficiencia de los sistemas de irrigación. En el este de Estados Unidos y otras partes del país con lluvia abundante, un sistema de riego eficiente ayuda a los establecimientos de golf a ajustarse a regulaciones estrictas acerca del uso del agua, y contribuye a un mejor acondicionamiento de la cancha. Como todo sistema mecánico, aspersores, tuberías, accesorios, controladores y otros componentes experimentan desgaste y roturas, y necesitarán ser reemplazados en algún punto. Sin embargo, cuando los presupuestos son ajustados y los costos de repuestos están en alza, la pregunta entonces es: “¿Cuándo es un buen momento para reemplazar el sistema de riego?”

En general, al cumplir sus 25 años, los sistemas de riego tienden a experimentar roturas más frecuentes, sus componentes se tornan obsoletos, y encontrar piezas de repuestos puede ser más difícil. Sin embargo, solo porque partes de un sistema de irrigación tienen sus años, de ninguna manera implica que han llegado al final de su vida útil; la edad es solo un modo relativamente fácil de anticipar una fatiga general y desgaste en sistemas de irrigación. La American Society of Golf Course Architects publicó lineamientos refiriéndose a la expectativa de vida de varios componentes de sistemas de irrigación (Fig. 1). Estos lineamientos son un estimativo general de cuánto tiempo cada artículo debería durar en circunstancias comunes. Áreas del país con una temporada de riego de 12 meses pueden esperar un desgaste acelerado, comparado con canchas de golf en climas estacionales, en los cuales los sistemas de irrigación son únicamente utilizados por unos pocos meses. Aunque las canchas de golf en climas más fríos pueden solo utilizar un sistema de irrigación por seis a ocho meses, los ciclos de congelamiento/deshielo y procesos de invierno pueden debilitar tuberías y accesorios, reduciendo de ese modo el tiempo de vida esperado para aquellos componentes.

Entonces, ¿cómo impacta todo esto en su juego? El modo más obvio es la salud del césped en el cual el juego se lleva a cabo. Los sistemas de riego apropiadamente diseñados y operados promueven un césped saludable, y reducen ampliamente los sitios mojados en exceso y las manchas secas. Luego, está también el impacto en su billetera. Los nuevos sistemas de irrigación son costosos. Pero un sistema que ya ha culminado su ciclo y requiere un reemplazo también lo es. Las reparaciones constantes son costosas y perjudican al cuidado de la cancha. Los sistemas de mayor edad no son ni cercanamente energéticamente eficientes, lo que es un factor más. Y, si su cancha se encuentra en un lugar del país en el cual el agua es muy costosa, un sistema anticuado podría literalmente quitarle su negocio.

Para conocer más acerca de la importancia del sistema de irrigación en el manejo de canchas de golf, por favor visite el USGA’s Water Resource Center.

Figura 1. Expectativa de vida de los components de un sistema de riego*.

Item Años
Sisitema de riego 10-30 años
Sistema de control 10-15 años
Caños de PVC (bajo presión) 10-30 años
Planta de bombeo 15-20 años

*Adaptado de Golf Course Items Expected Life Cycle. American Society of Golf Course Architects.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la USGA, y extraído de su sitio web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account