Log In

Rough en el US Open: enterrado en la bermuda.

Por Darin Bevard, Senior Director, Championship Agronomy, USGA Green Section.

Hay una razón por la que el término «rough del US Open» se pronuncia a menudo en los círculos de golf. Los aficionados al golf están acostumbrados a ver rough de 5 ó 6 pulgadas de alto durante el juego del Abierto de EE.UU., como vimos en Brookline en 2022. El rough profundo se considera a menudo una parte clave del desafío del US Open y el rough compuesto por Kentucky bluegrass, perennial ryegrass, turf-type tall fescue y otros céspedes de estación fría todavía puede ser jugable, aunque muy difícil, a estas alturas. Sin embargo, en Los Angeles Country Club (LACC) para el 123º US Open, el césped bermuda será el rough principal. El rough de bermudagrass mantenido a alturas similares a las de los céspedes de estación fría para el juego diario, y mucho menos para el US Open, puede considerarse injugable. Por lo tanto, no se sorprenda cuando oiga hablar de alturas más bajas para el «rough del US Open» de este año, ¡y no se preocupe por que sea demasiado fácil!

El rough de bermudagrass no ha formado parte de un U.S. Open desde Pinehurst nº 2 en 2005. Recuerde que cuando el U.S. Open volvió a Pinehurst en 2014, ¡no había rough en absoluto! El césped bermuda crece mejor en climas cálidos y requiere menos agua que sus homólogos de estaciones frías. Esto lo convierte en una opción popular para el rough y los fairways en el sur de California y otras zonas donde los recursos hídricos pueden ser limitados y las temperaturas son moderadas. Sin embargo, la altura de corte en el rough de bermudagrass generalmente tiene que ser inferior a la de los céspedes de estación fría para proporcionar el mismo desafío.

El rough de bermudagrass tiene una red entretejida de tallos y estolones debajo de las hojas de césped que crean unas condiciones de juego difíciles, incluso si el lie de la pelota no parece tan malo.

Esto se debe a que el césped bermuda tiene muchos tallos y hojas que crecen lateralmente y crean una alfombra de vegetación entretejida. Un golfista puede ver un dosel verde de hojas que parece fácil de jugar, pero justo debajo de la superficie están los estolones rígidos e intrincadamente entretejidos que producen mucha más resistencia a la cabeza del palo que el rough de césped de temporada fría, que se compone principalmente de «hojas» de hierba que proporcionan menos resistencia a la cabeza del palo. La altura del rough en el LACC puede ser de 3,5 a 4 pulgadas para proporcionar una dificultad similar a las alturas del rough más altas de los pasados U.S. Opens.

El mismo principio se aplica al rough de bermudagrass que se mantiene en los campos de golf para el juego diario. Las alturas de corte de 1 1/4 a 2 pulgadas son comunes y proporcionan un buen reto para los golfistas medios. Los roughs de césped de temporada fría serían difíciles de mantener a estas alturas más bajas sin más agua y otros recursos, y tampoco penalizarían mucho los golpes errados.

Mientras se desarrolla el 123º Open de EE.UU. en LACC y se hace referencia a roughs de bermudagrass de 3 ó 4 pulgadas, tenga la seguridad de que los jugadores seguirán experimentando el «rough del Open de EE.UU.» y muchas bolas pueden quedar enterradas en bermudagrass.

TGMdigital agradece a USGA Green Section Record por el aporte de este artículo.

Tagged under:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Log In or Create an account