Log In
.

Las Superplagas

Por la USGA Green Section

Casos de gente desarrollando serias complicaciones por infecciones de estafilococo, posteriores a procedimientos quirúrgicos aparentemente simples, han incrementado la preocupación y el miedo del público ante pestes de bacterias resistentes a antibióticos. De acuerdo con la Mayo Clinic, décadas de antibióticos inapropiadamente prescriptos han acelerado la evolución bacteriológica, creando las llamadas “Superplagas”, que son resistentes o inmunes a muchos antibióticos comunes.

Algunos hongos causantes de serias enfermedades del césped han también alcanzado el status de Superplagas; un buen ejemplo de ello es el hongo que origina el dollar spot. Incluso las canchas de golf que cuentan con presupuestos extremadamente limitados encuentran necesario invertir tiempo y dinero en la aplicación de fungicidas, para prevenir o controlar esta expansión de la enfermedad. Bajo ciertas condiciones, las pequeñas manchas de césped marchitado, del tamaño de una moneda, causados por el hongo dollar spot, pueden crecer rápidamente, juntándose en extensos parches de césped dañado que perjudican la calidad del juego. Desafortunadamente, un creciente número de canchas de golf ha notado que, con el tiempo, los fungicidas que en un momento eran efectivos, hoy casi no ofrecen ningún control sobre esta enfermedad.

Similar al escenario del estafilococo, el apoyarse demasiado en ciertos fungicidas ha permitido que se multipliquen algunos hongos resistentes a fungicidas, que ocasionan enfermedades al césped.

¿Qué puede hacerse para evitar la resistencia a fungicidas? Los superintendentes que están apropiadamente informados implementan, siempre que sea posible, prácticas de mantenimiento no químicas para manejar brotes de enfermedad. En el caso del dollar spot, las infecciones requieren largos períodos de humedad sobre las hojas, por lo cual remover el rocío de la mañana podrá contribuir a la supresión de la enfermedad, sin necesidad de fungicidas. Sin embargo, cuando los fungicidas son necesarios, los superintendentes rotan juiciosamente entre diferentes químicos, para prevenir el desarrollo de resistencia al fungicida. Utilizar combinaciones de productos puede también ayudar a la resistencia ante los fungicidas.

Los superintendentes priorizan el uso prudente de fungicidas con el fin de reducir el riesgo de desarrollar plagas resistentes a ellas. Limitar el desgaste del césped y promover la salud de las plantas es un paso importante en la reducción del uso de fungicidas. El césped estresado es más vulnerable a enfermedades que el césped saludable, del mismo modo que las personas son más susceptibles a gripes y resfríos cuando están estresadas. El césped puede, ocasionalmente, requerir una ayuda para resistir una infección, pero los superintendentes saben que un uso excesivo de fungicidas es perjudicial para la cancha de golf y, en definitiva, perjudicial para su trabajo.

El presente artículo fue cedido a TGMdigital por la USGA, y extraído de su página web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account