Log In

Altas Podas: servicio de podas de alta complejidad

Realizamos prácticas de poda en aquellos árboles que se encuentran en una fase de regresión o muertos. Dichos especímenes generan riesgo de rotura y/o caída, y su reducción o extracción es un proceso delicado que requiere de pericia y experiencia. Detallamos a continuación algunos de los riesgos asociados:

Daños a propiedades: Los árboles o ramas caídas pueden dañar casas, vehículos, líneas eléctricas, y otras estructuras. La caída de un árbol sobre una casa puede provocar daños significativos en techos, ventanas, y paredes.

Interrupción de servicios: Cuando los árboles caen sobre las líneas eléctricas o de telecomunicaciones, pueden causar cortes de energía o interrupciones en los servicios de comunicación, afectando a comunidades enteras.

Obstrucción de vías: Los árboles caídos pueden bloquear carreteras, calles y senderos, impidiendo el tránsito de vehículos y personas. Esto no solo causa inconvenientes sino que también puede retrasar los servicios de emergencia.

Lesiones personales: Existe el riesgo de lesiones o incluso la muerte cuando un árbol cae sobre personas. Las ramas pesadas o los troncos pueden causar lesiones graves a quienes se encuentren debajo o cerca de ellos en el momento de la caída.

Para minimizar estos riesgos, es importante realizar un mantenimiento regular de los árboles, especialmente los que están cerca de edificaciones o líneas eléctricas. Esto incluye podas regulares, inspecciones para detectar enfermedades o daños estructurales, y la remoción de árboles que representen un riesgo alto de caída. Además, en áreas propensas a tormentas o vientos fuertes, se deben tomar precauciones adicionales para asegurar los árboles y proteger las propiedades y a las personas.

Envíanos un whatsapp al +54 11 6913-2273 y nos comunicaremos para asesorarte.

Tagged under:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Log In or Create an account