Log In

Aireación profunda con púas sólidas en otoño significa mejor césped en verano

Por Brian Gietka, Agronomist, East Region, USGA Green Section.

En todo el noreste de USA, los campos de golf están pasando al modo de mantenimiento invernal ahora que las temperaturas han bajado y la mayoría de las hojas han caído. Esta pausa en la acción es un buen momento para airear en profundidad los greens, una práctica cultural que tiene muchos beneficios pero que a menudo se omite en el programa agronómico. La aireación profunda con púas sólidas no requiere limpieza, interrumpe mínimamente el juego y debería realizarse al menos una vez al año. La aireación tradicional con sacabocados llega a una profundidad máxima de 4 a 5 pulgadas y mejora las características físicas del suelo para un mejor enraizamiento e infiltración del agua en la zona superior de la raíz. Sin embargo, con el tiempo, la capa por debajo de la parte de la zona radicular frecuentemente aireada puede volverse más compacta, ralentizando la infiltración del agua e impidiendo la profundización de las raíces. Un enraizamiento superficial y un exceso de humedad cerca de la superficie no proporcionan al césped un entorno de crecimiento óptimo para soportar los rigores del verano.

Es necesario penetrar en esta capa más profunda para la buena salud del césped, pero ajustar un aireador de púas profundas a la máxima profundidad cuando existe una compactación significativa puede alterar la superficie. En su lugar, ajuste la máquina de 2 a 5 cm por debajo de la profundidad de aireación superficial tradicional para empezar. De este modo se penetra en la capa compactada y se minimiza el levantamiento de la superficie. Otra táctica beneficiosa a utilizar cuando la aireación profunda se realiza por primera vez en muchos años es aumentar el espaciamiento entre las púas. A medida que se realiza la aireación con púas profundas, el perfil de la zona radicular se afloja, lo que permite aumentar la profundidad máxima y reducir el espaciado sin que se produzca un levantamiento de la superficie. A medida que las púas se introducen profundamente en el perfil, también tienden a romper lateralmente, fracturando aún más el subsuelo.

Los greens aireados con púas profundas aumentan la porosidad de aireación para mejorar la infiltración de agua y el intercambio de gases, creando un mejor entorno para las raíces. Además, los orificios profundos de las púas no rompen la superficie como las púas huecas y, por lo general, proporcionan un rodamiento aceptable de la pelota. El césped crece lentamente en esta época del año, por lo que los canales de aireación permanecen abiertos para que el agua se infiltre en la superficie durante todo el invierno, reduciendo el riesgo de lesiones por hidratación de la corona. Una ventaja adicional es que cuando las precipitaciones llenan los canales, los ciclos de congelación y descongelación fracturan aún más el perfil del suelo, aumentando la porosidad de la aireación y fomentando raíces profundas y fuertes. La aplicación de un programa de aireación profunda le dará tranquilidad este invierno y mejorará el césped el verano siguiente.

TGMdigital agradece a USGA Green Section Record por el aporte de este artículo.

Tagged under:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Log In or Create an account