Log In
.

USGA: Nuevas Recomendaciones para construcción de greens

Por George Waters, USGA Green Section

Como golfistas, no acostumbramos estar mucho tiempo pensando en qué puede haber más allá de la superficie de un green, mientras preparamos un putt clave. Sin embargo, el modo en que se construye un green tiene un gran impacto en las condiciones de juego que experimentamos durante nuestra ronda.

Desde 1960, la USGA ha provisto a la industria del golf de recomendaciones detalladas para la construcción de putting greens, en base a intensivas investigaciones científicas y pruebas de campo. Estas recomendaciones fueron en primer lugar establecidas para ayudar a las canchas de golf en el manejo de las incrementadas exigencias dirigidas hacia los greens, a medida que el juego crecía en popularidad. Hoy en día, las recomendaciones de la USGA son utilizadas en todo el mundo, y han guiado la construcción de miles de putting greens.

“En nuestras canchas nuevas hacemos un uso frecuente de la metodología de construcción de greens de la USGA, y su aplicación está incrementando en nuestros proyectos de restauración a gran escala”, afirmó Gil Hanse, arquitecto de canchas de golf cuya firma está detrás de más de 50 diseños y restauraciones, incluyendo la cancha de golf para los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro, y la reciente restauración de los greens en Winged Foot Golf Club, en Mamaroneck, N.Y. que será, por sexta vez, sede del U.S Open en 2020. “Hemos notado que el método de la USGA ofrece los resultados y rendimientos más consistentes en cualquier clima o región”.

En febrero de 2018, la USGA está publicando una versión actualizada de sus recomendaciones para la construcción de putting greens, luego de un proceso de revisión de un año que involucró a agrónomos de la USGA, científicos universitarios, laboratorios de testeo, arquitectos de canchas de golf, constructores y superintendentes. Esta es la quinta revisión de las recomendaciones, la primera desde 2004.

La mayoría de los golfistas probablemente jugaron en greens USGA muchas veces. Pero ¿qué es, exactamente, un “green USGA”, y cómo afecta su ronda de golf?

Un green USGA ofrece un diseño estratificado que incluye caños de drenaje subterráneos, un estrato de 4 pulgadas de grava de drenaje, y un estrato de 12 pulgadas de mezcla para zona de raíces a base de arena. Los materiales utilizados para construir un green USGA son cuidadosamente seleccionados para resistir el tráfico de golfistas y del mantenimiento, drenar rápidamente y ofrecer un excelente ambiente de crecimiento para el césped del putting green. En muchos casos, los agrónomos de la USGA asisten en el proceso de selección de materiales y césped para asegurar los mejores resultados.

El fin último de un diseño en estratos es ofrecer condiciones de juego consistentes y de alta calidad. Los greens USGA recuperan su jugabilidad normal rápidamente luego de una tormenta, dado que el exceso de agua se mueve rápidamente a través de la arena y la grava, y es conducida por la red de caños de drenaje localizados debajo de la grava.

Los greens USGA también estimulan el enraizado profundo del césped, que puede proveer condiciones de juego firmes y parejas. Un drenaje rápido y raíces más profundas también hacen al césped menos vulnerable a enfermedades y otros problemas. Un césped más sano significa más tiempo disfrutando calidad de condiciones de juego.

“Estamos contentos al ver que las nuevas recomendaciones están enfocadas hacia mantenerse actualizados con las nuevas tecnologías y métodos de construcción, todo dentro de la mira de la consistencia en la excelencia”, afirmó Hanse.

La USGA ha invertido millones de dólares en investigación científica para desarrollar y actualizar continuamente sus recomendaciones para la construcción de putting greens. Como resultado, estas recomendaciones han permanecido como el estándar de la industria por casi 60 años. La versión de 2018 servirá a la industria del golf alrededor del mundo por muchos años.

 

Evolución en el tiempo de las Recomendaciones de la USGA para la Construcción de Putting Greens

1960:

La USGA publica primero “Specifications for a Method of Putting Green Construction” (“Especificaciones para un método de Construcción de Putting Greens”), basándose en investigaciones científicas financiadas por la USGA.

Sus componentes clave son en gran medida los mismos hasta el día de hoy.

1973:

Incrementan las tasas de infiltración para permitir un drenaje más rápido.

El collar debería ser construido bajo los mismos estándares que la superficie de putting.

1989:

No se recomiendan cubiertas de tela alrededor de los caños de drenaje.

Los caños de drenaje deberían ubicarse en todos los casos sobre una base de grava.

1993:

Se expande el espaciado entre caños de drenaje de 10 a 15 pies, reduciendo costos innecesarios.

Se permite evitar el requerimiento de un estrato intermedio entre el topsoil y la grava.

Se recomienda un drenaje perimetral en puntos de desagüe.

Se introducen estándares para testeo de laboratorio.

2004:

Se incrementa la tolerancia para el espesor del topsoil a +- 1 pulgada para simplificar la instalación.

Se incluye el uso opcional de caños de drenaje planos.

Publicación del documento “Tips for success” (“Recomendaciones para el éxito”).

2018:

La sección “Assemble Your Team” (“Reúna a su Equipo”) hace énfasis en la colaboración.

Actualización de métodos para el testeo de materiales.

Nueva información acerca de la selección de grava, arena y materiales orgánicos.

 

George Waters es el manager de Green Section education para la USGA.

El presente artículo ha sido aportado a TGMdigital por la USGA, y extraído de su página web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account