Log In
.

Ransomes Jacobsen: Extendiendo la vida de la maquinaria

Por Nigel Church.

Las tecnologías modernas que trabajan con el césped deben ser confiables, y ofrecer niveles consistentes de rendimiento, ya sea en el corte de una cancha de golf, en un parque o un espacio verde urbano. Las presiones en el tiempo y sus resultados está creciendo, y esto conlleva a aceptar que un mantenimiento diario y semanal simplemente no podrá ser realizado. Si a los operadores se les indica salir del césped a la mañana, y no se les permite regresar hasta el final del día de trabajo, la limpieza y el mantenimiento serán ignorados. Puede haber una ganancia a corto plazo (aunque marginal), pero los resultados en el largo plazo serán más altos costos operativos, más reparaciones y tiempo muerto de las máquinas y, por supuesto, su menor vida útil.

Revisiones diarias por parte de los operarios
El nivel de procedimientos de mantenimiento más básico debe ser el de las operaciones diarias del operario. Éstas variarán según cada máquina, y la cantidad de trabajo, o las condiciones del terreno en el que trabaja la máquina, y esto afectará sus requerimientos. Sin embargo, hay determinadas partes esenciales en la operación de una unidad.

Lavado y limpieza: Uno no puede llevar a cabo revisiones rutinarias de mantenimiento en máquinas que están cubiertas de barro y césped. Para hacer esto correctamente, las máquinas deben estar lavadas y limpias, para que el operador pueda realmente ver lo que está haciendo, y notar lo que requiera su atención. El lavado y la limpieza son esenciales, e ignorar estos pasos puede ser muy costoso. Todas las máquinas pueden prenderse fuego, principalmente por una acumulación de césped debajo de cubiertas y de los asientos, o alrededor de los motores y sistemas de escape. No es una pérdida de tiempo, sino una parte esencial del mantenimiento regular de la máquina.

Revisiones de radiador: El radiador puede también requerir una limpieza de césped y otras basuras. Esto puede hacerse con un cepillo manual y quizá un soplador; pero nunca será tan efectivo como limpiar el núcleo del radiador con un compresor, con suficiente presión para remover escombros del núcleo del radiador. También habrá películas de polvo para limpiar y revisar por daños y, por supuesto, los niveles de refrigeración deberán también ser revisados antes de abandonar el depósito. Los refrigerantes deben ser rellenados con el motor frío, utilizando una mezcla correcta, que es usualmente 50/50 agua y refrigerante. Esto debería por supuesto estar disponible en el depósito, pero no estará disponible fuera del sitio. Llenar un sistema con agua (la cual probablemente esté disponible en el lugar) debilitará la mezcla de refrigerante y reducirá la eficiencia de todo el sistema, conllevando a más problemas de sobrecalentamiento en el futuro.

Revisiones del filtro de aire: El filtro de aire se tapará con césped y polvo durante el día de trabajo. Si el radiador tiene algún escombro dentro suyo, seguramente el filtro de aire también tendrá. La tapa debe ser removida junto con el filtro, el cual hay que limpiar, revisar en busca de daños, y reemplazar si fuera necesario. Cuando esté revisando el filtro, el tapón de goma adherido a la tapa también debería ser revisado ante un posible desgaste. En caso de que estuviera dañada o extraviada debería ser reemplazada; de otro modo, la eficiencia del filtro de aire y su capacidad de limpiarse a sí misma se verán reducidas.

Nivel de aceite del motor: En un motor industrial, la revisión de los niveles de aceite es crítica. Estos son motores de trabajo duro, frecuentemente sometidos a la constante presión de bombas hidráulicas de accionamiento. Lo que es frecuentemente olvidado es que el aceite de motor provee refrigeración, así como también lubricación al motor, por lo que mantener sus niveles altos es crítico para el rendimiento del motor.

Además del área del motor, hay otras revisiones diarias que son críticas para el rendimiento y la seguridad, y deben ser llevadas a cabo.

Puntos de lubricación: Aunque el número de puntos de lubricación ha sido reducido ampliamente en los últimos años, debido a mejores diseños, y rodamientos sellados, todavía hay puntos de lubricación encontrados en partes de movimiento activo que requieren atención semanal, y a veces diaria. Por supuesto, el libro de instrucciones del operador detallará lo que es requerido en su máquina, pero más allá de la construcción o su modelo, deben ser lubricados regularmente.

Unidades de corte, las plataformas rotativas, los brazos de elevación, ejes de accionamiento y de dirección: Todos tendrán puntos de lubricación y atención regular que es requerida para prevenir desgaste, trabas y fallas.

Fallas y defectos: Habrá, ocasionalmente, fallas y defectos, que son encontrados mientras se llevan a cabo las revisiones diarias requeridas. Deben ser reportadas, y se deben llevar a cabo, también, los procedimientos de arreglo necesarios. Como hay tantos fallos en las operaciones de un sistema de reporte efectivo, hay daños que no son notados, ni reportados. Las maquinarias con funcionamiento deficiente son llevadas a trabajar con cargas más altas, lo que deriva en mayores tiempos de inutilidad y costos de reparación.

Por supuesto, para hacer esto, debe haber una adecuada cantidad de tiempo dedicado, dentro de la semana laboral, a la realización de trabajos de limpieza y mantenimiento. Es usualmente recomendado que un operario disponga de 1 minuto por punto de lubricación, y lo mismo para la limpieza y otras revisiones diarias. Por ende, una máquina con 24 puntos de lubricación requerirá de 48 minutos para: limpieza, revisiones de motor y radiador, lubricación y registro de fallas. Si el mantenimiento de la máquina toma una hora semanal, esa hora deberá serle asignada.

Una combinación de tractor y máquina de tiro tendrá más puntos de lubricación, y por ende requerirá más tiempo completarlos.

Revisión de maquinaria: La única manera de llevar a cabo un sistema efectivo para el reporte de fallas y defectos es la revisión regular de la maquinaria, y referirse a aquellos individuos que no lleven a cabo sus revisiones diarias correctamente, o no reporten el daño en las máquinas.

Ajustes a la unidad de corte: Cuando se utilizan cortadoras helicoidales, los operadores deben ajustar las cuchillas del reel y las inferiores correctamente, o crearán cargas adicionales en el sistema hidráulico, calentando el aceite, desgastando bombas y motores, válvulas y tapas.

No es difícil identificar que esto resultará en un desgaste prematuro de las cuchillas inferiores y de los reels, pero es, quizá, menos obvio, que el sistema hidráulico estará también teniendo un desgaste adicional y su rendimiento consecuentemente declinará, ocurrirán fallas y los costos aumentarán acorde a ello.

Las plataformas rotativas también necesitan inspecciones regulares, y el ajuste de la plataforma debería ser revisado regularmente. Frecuentemente, solo se ajustan las ruedas delanteras, lo que puede resultar en que la cubierta esté más baja en la parte trasera de la máquina. Esto incrementa la carga en la cubierta, y reduce el rendimiento. Los escombros depositados alrededor de los rodamientos pueden resultar en fallas en el sellado de los mismos. Las cuchillas dañadas pueden estar desbalanceadas, causando daños con las vibraciones a los soportes, cubiertas, motores de accionamiento y transmisiones. Los rodillos, efectivamente, se desgastan, y deben también ser reemplazados. El no hacerlo implicará un desgaste adicional a la cubierta, más carga a la máquina, y una reducción de su vida útil.

Las revisiones regulares del operario le asegurará que la maquinaria está lista para su uso, que es, de hecho, segura, y que todas las revisiones de mantenimiento de rutina y tareas han sido llevadas a cabo. Esto debe resultar en una máquina que durará más, trabajará mejor y devolverá más dividendos en la inversión realizada al adquirirla.

Hacer una revisión de mantenimiento completa: Por supuesto, no es únicamente el mantenimiento del operario el que debe ser llevado a cabo, siendo que ello incluye únicamente revisiones básicas. Cada año, su maquinaria requiere un servicio completo, por un técnico entrenado y competente para el caso. Los cursos de entrenamiento de fábricas enseñan cómo diagnosticar fallas e identificar problemas potenciales en las máquinas. Hacerle una revisión a su máquina por parte de su distribuidor es una buena manera de otorgarle un chequeo certero de su estado. Asegúrese de que los filtros y aceites sean cambiados, para proteger el costoso sistema hidráulico. Revise todos los indicativos de fallas del motor y sistemas de gestión para que la máquina funcione adecuadamente la próxima temporada, y reemplace cualquier parte desgastada o dañada con repuestos genuinos para que encajen correctamente, ya que estos fueron hechos con las especificaciones adecuadas. Esto puede ser crítico para el rendimiento, y para la seguridad, por lo que ¡no escatime gastos cuando se trata de las revisiones y reparaciones!

Es en la revisión anual donde todas esas revisiones diarias le habrán ahorrado dinero, o la falta de ellas le costarán caro. Esos puntos de lubricación menos accesibles pueden ahora ser alcanzados, o han creado un desgaste excesivo, significando que habrá partes costosas que ahora deberán ser adquiridas. Acercándonos a la nueva temporada, muchos estarán atentos a los costos de las revisiones de mantenimiento de invierno, preguntándose por qué son tan altos. Como entrenadores, vemos exactamente qué tan pocos operadores llevan a cabo las exhaustivas revisiones y mantenimientos. Algunos no tienen ni las facilidades ni las herramientas disponibles para llevar a cabo tareas básicas, mientras que otros nunca hicieron lo que deberían haber estado haciendo, o para lo que fueron entrenados para hacer correctamente.

El entrenamiento de pretemporada es una gran manera de comenzar con el pie derecho, especialmente si usted dispone de maquinarias nuevas para introducirle a su personal. Utilice el entrenamiento de instalación ofrecido por su distribuidor para resaltar las revisiones diarias y semanales, y asegúrese de que sus operadores tengan las herramientas y el tiempo requeridos para llevarlos a cabo correctamente.

Aunque el tiempo es dinero, y hay césped por cortar, usted seguirá necesitando separar un tiempo para las revisiones diarias y el mantenimiento regular. Esto no resultará solo en una maquinaria de mejor rendimiento, sino que le ahorrará dinero al prolongar la vida útil efectiva de sus máquinas.

Nigel Church es Product Trainer en Cutting Edge Training, una división operativa de Ransomes Jacobsen. Como una figura altamente reconocida y respetada dentro de la industria por más de 40 años, comenzó su carrera como aprendiz en Ransomes, Sims y Jefferies en 1970, y ha trabajado en Gran Bretaña y Europa.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por Ransomes Jacobsen Ltd

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account