Log In
.

Problemas en collares y vueltas de repaso de los greens

Por la USGA Green Section

Cuando un club de golf realiza renovaciones en sus greens, la mayoría de los golfistas imaginan condiciones de primer nivel cuando los greens vuelvan a abrirse al juego. La transición desde un suelo descubierto a una superficie de green impecable trae consigo un gran entusiasmo y expectativas. Desafortunadamente, las condiciones en las semanas y meses que le siguen a la reapertura de los greens por lo general no suelen ser tan perfectas como lo desearían los golfistas y superintendentes. Se necesita tiempo para que el césped joven madure, y es perfectamente normal observar áreas aisladas de césped raleado, especialmente cerca de la vuelta de repaso y en el collar de un nuevo green.

El borde de un green – generalmente llamado vuelta de repaso – y el collar que rodea a la superficie de putt son dos de las áreas más difíciles de mantener en una cancha de golf. El césped en estas áreas se ve rutinariamente sujeto a estrés a causa del arranque, frenado y giro de cortadoras y rolos. Si el tráfico no es cuidadosamente dirigido, el estrés que genera puede llevar a daños severos en el césped y a condiciones de juego empobrecidas. El tráfico concentrado tiene un efecto pronunciado en los greens recientemente plantados, dado que éstos no cuentan con una capa delgada de materia orgánica [mat] que le ofrezca resistencia. Concomitante a este problema es el hecho de que el césped del collar suele ser más susceptible a desgastes y lesiones causados por las máquinas de mantenimiento, dado que suele crecer lateralmente, cuenta con hojas más anchas y no es tan denso como el césped del green.

Para reducir la probabilidad de daños al césped, es relativamente común omitir el corte de los collares mientras se establecen nuevos greens de creeping bentgrass. Esto provee al césped joven el tiempo necesario para desarrollar una capa de mat, además de contribuir a simplificar las operaciones de corte. Una vez que el césped ha madurado – típicamente luego de un año – la altura de corte puede ser incrementada para crear el collar. Sin embargo, otra opción es no crear el collar en absoluto. Esto elimina la necesidad de una operación de corte adicional, y provee más ubicaciones potenciales para posiciones de bandera que no hubieran estado disponibles de otro modo.

Construir un nuevo green es un proceso intensivo, similar a una cirugía mayor. Es importante recordar que el éxito en la construcción y en el establecimiento no significa que todo será perfecto inicialmente. Del mismo modo en que un paciente se encuentra dolorido y con cicatrices luego de una operación, es completamente normal para un nuevo green mostrar áreas débiles y algunos puntos de desgaste. A medida que el césped continúe madurando y desarrollándose, sus áreas frágiles alrededor del perímetro del green se fortalecerán y las cicatrices se desvanecerán. Sin embargo, que el césped haya madurado completamente no quiere decir que estos síntomas hayan desaparecido para siempre. La combinación del tráfico concentrado con condiciones climáticas extremas puede causar daños o raleo en el césped sin importar su edad.

El presente artículo ha sido aportado a TGMdigital por la USGA, y extraído de su sitio web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account