Log In
.

Preparación de la cancha para un campeonato (Parte II): Tees de salida

Por la R&A

Como fue mencionado en nuestra nota anterior, debe decidirse con anticipación qué área de cada tee será utilizada durante la competencia. El Club debería ser aconsejado en esta selección, y se le debería pedir que lleve al mínimo el juego en estos tees antes de la competencia. Los tees deberían estar nivelados y firmes, y la vista del fairway no debería verse obstruida por ramas u obstáculos de ese estilo. Si la competencia se extiende por varios días, las posiciones de tee no deberían variar al punto de alterar significativamente el largo de la cancha.

Sin embargo, si el Comité desea jugar un hoyo en longitudes diferentes entre diferentes rondas (por ejemplo, acortar un par 4 para que se pueda llegar con el drive), los jugadores deberían ser notificados sobre esta posibilidad, y darles la oportunidad de practicar desde las diferentes posiciones del tee.

Se puede utilizar algún implemento en forma de T para asistir en la alineación.

En hoyos de par-3 y otros en los cuales los jugadores son propensos a usar hierros en la salida, el área del tee que vaya a ser utilizada durante la competencia debería ser protegida con anticipación, para asegurar que los jugadores tengan un buen césped desde el cual jugar.

Los tees en estos hoyos deberían continuar siendo protegidos durante rondas de práctica. Tal protección puede ser provista colocando algún tipo de red sobre el área relevante de utilización. Sin embargo, es correcto permitir a los jugadores practicar desde la máxima distancia de un par 3. Esto se logra normalmente permitiendo la práctica desde una franja muy delgada al fondo del área del tee, dado que es poco probable que tal área sea utilizada durante el evento.

En general, los marcadores de tees deberían ser ubicados al fondo del área de tee provista por el evento, en algún punto durante los días de práctica, para que los competidores puedan practicar cada hoyo en su largo máximo. Los diferentes hoyos pueden ser jugados en su largo máximo en diferentes días de práctica.

Se recomienda colocar un cartel con información sobre el número de hoyo, las yardas y el par en cada tee. Los carteles de los tees son particularmente importantes si a algunos jugadores la cancha les puede no ser familiar. Estos carteles pueden prevenir que un grupo juegue desde un tee de salida equivocado sin darse cuenta. Para evitar confusiones, es preferible ubicar un solo juego de marcadores de tee en cada tee durante la competencia. Sin embargo, si eso no es posible, el Comité debe asegurar que los jugadores estén al tanto de qué tees aplican a la competencia. Esto puede ser comunicado a los jugadores junto con las condiciones de la competencia y por medio de una nota.

Los marcadores de los tees deberían ser ubicados a 6 o 7 yardas uno del otro. Si el ancho del área del tee fuera mayor, habría más posibilidades de que los jugadores coloquen la pelota delante de las marcas sin darse cuenta. La línea frontal del área de tee debería estar ubicada en un ángulo que apunte al centro de la zona de drive. Para lograr esto, se sugiere que la persona que coloca las marcas se pare en el tee, apuntando al centro de la zona de drive (o putting green en los hoyos de par-3) y extienda sus brazos en un ángulo de 90 grados con respecto al centro de la zona de drive. Si coloca las marcas alineadas con sus brazos, deberían quedar en escuadra. También se puede utilizar algún implemento en forma de T para asistir con la alineación.

Se recomienda pintar las posiciones para cada día en caso de que los marcadores sean movidos o robados.

Se sugiere marcar las posiciones de tee con pintura para que, en caso de que un marcador sea movido de lugar o robado, el Comité pueda reemplazarlo. En una competencia jugada en varios días, se recomienda utilizar una marca de pintura para indicar la posición de los marcadores durante la primera ronda, dos para la segunda ronda, y así sucesivamente.

Debido a que las Reglas del Golf establecen que el área de tee es un área del largo de dos palos, los marcadores de los tees deberían estar siempre a una distancia de dos palos hacia adelante desde el fondo del tee. Un jugador debería poder colocar su pelota en la distancia que desee dentro del largo de los dos palos, y poder hacerlo sin que se obstruya su swing. Asegúrese de que los árboles, carteles publicitarios, etc. no interfieran en el juego. Cuando posicione los marcadores es también importante tomar en cuenta al jugador zurdo, para asegurar que el área de tee permita a estos jugadores tanto espacio para maniobrar como a los jugadores diestros.

El presente artículo ha sido aportado a TGMdigital por la R&A y extraído de su sitio web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account