Log In
.

¿Por qué los greens son tan diferentes por la tarde?

Por Brian Whitlark

Como todos los deportes al aire libre, el golf tiene una variabilidad inherente. Por ejemplo, el rodamiento puede ser distinto en algunos greens a la tarde de lo que es a la mañana. Aquí se presentan ocho motivos por los cuales los golfistas notan algunos cambios en las condiciones de juego de los greens a lo largo de un día:

1. Los greens se tornan más firmes.

Condiciones de baja humedad, temperaturas cálidas, luz solar y viento pueden hacer que los greens se pongan más firmes a medida que el día progresa. Esto podría hacer más desafiante el control de los tiros en un green. También, aunque no es siempre el caso, los golfistas frecuentemente perciben que los greens más firmes son más rápidos.

2. La velocidad de los greens puede decrecer.

Los golfistas pueden esperar que los greens sean más lentos a la tarde que a la mañana. Miles de mediciones con el USGA Stimpmeter® han indicado que, en la mayoría de los casos, la velocidad de los greens decrecerá a lo largo del día, sin importar el clima. El crecimiento del césped, el tráfico de jugadores, los piques, el thatch y la materia orgánica que vuelve luego del corte y rolado del césped en la mañana, así como un incremento en la humedad ambiente, todos pueden ser factores comunes que podrían ser motivo de velocidades más lentas de los greens por la tarde.

3. El tráfico hace más irregulares a los greens.

Aunque la Poa annua es frecuentemente acusada de reducir el rendimiento de los putting greens a lo largo de un día, los mayores culpables son, usualmente, el tráfico de los golfistas, y los piques de pelotas incorrectamente reparados. Los golfistas son impulsados a arreglarlos apropiadamente, incluso aquellos piques que no fueran los suyos, y a aplastar las marcas de sus zapatos de golf.

4. La Poa annua puede afectar la regularidad.

El césped Poa annua puede influenciar negativamente en la regularidad de los greens, cuando hay un stand mixto de Poa annua con otro césped. Si el 40% de un green de bentgarss presenta Poa annua, puede ser que su juego se note distinto a la tarde, dados los distintos ritmos de crecimiento de cada césped. Además, la producción de inflorescencias de Poa annua en primavera es capaz de crear condiciones irregulares de juego. Los superintendentes de canchas de golf hacen uso de una variedad de técnicas para manejar los problemas ocasionados por Poa annua.

5. Greens blandos son más propensos a huellas de pisadas y a marcas de pelota.

Los greens que son blandos bajo los pies cuentan con altas probabilidades de que su juego sea distinto a la tarde, a causa del tráfico normal de los jugadores. Los greens blandos son también propensos a profundas marcas de pelota que los hacen más irregulares. Las condiciones blandas son frecuentemente ocasionadas por una acumulación excesiva de materia orgánica, lluvia, riego intenso, o alguna combinación de estos y otros factores. El correcto manejo de la materia orgánica ayudará a producir greens más firmes y más parejos.

6. La arena del bunker puede influir en el rodamiento de la pelota.

La arena que se ha esparcido hacia un putting green a causa de los tiros, o arrastrada hacia ellos por otros golfistas, puede perjudicar el rodamiento de la pelota. Los golfistas son incentivados a limpiar sus zapatos al retirarse de un bunker. Seguir una buena etiqueta de putting greens contribuirá a tener condiciones de juego de calidad a lo largo del día.

7. Condiciones climáticas extremas pueden afectar a los greens.

El frío, el calor, la lluvia, el granizo y el viento extremos pueden influir negativamente en las condiciones de juego de los greens en el transcurso del día.

8. Algunas prácticas agronómicas necesarias pueden perjudicar a los putting greens.

Prácticas agronómicas tales como el corte vertical, el topdressing con arena y la aireación con sacabocados producirán, en última instancia, mejores greens. Sin embargo, estas prácticas pueden perjudicar a corto plazo las superficies de putt. Más allá de eso, si usted se encontrara jugando una ronda luego de estas prácticas, no tenga duda de que podrá seguir embocando putts. Tom Watson una vez anotó un increíble 58 en Kansas City Country Club tan solo días después de la aireación.

El punto final es que el golf es un deporte a cielo abierto, con su inherente variabilidad. Los golfistas son incentivados a aceptar esa variabilidad como parte del desafío del juego, y recordar las sabias palabras del difunto Payne Stewart: “Una mala actitud es peor que un mal swing.”

Brian Whitlark es agrónomo de la West Region de la USGA Green Section.
El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la USGA, y extraído de su sitio web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account