Log In
.

Manejo de la humedad en invierno

Por John Daniels

La desecación- es decir, la muerte de células vegetales- es una preocupación para ambas especies de césped, de climas cálidos y climas fríos, la cual puede ocurrir cuando la acumulación nieve o lluvia es mínima. Aunque los céspedes inactivos, o semi-inactivos, requieren de menos agua que céspedes en crecimiento activo durante sus meses de auge, necesitan sin embargo unos bajos niveles de humedad para sobrevivir. Sin una humedad adecuada, las coronas, o incluso césped inactivo, pueden sufrir deshidratación al punto en el cual las plantas mueren.

Áreas exclusivamente propensas a desecación invernal incluyen sitios elevados, que son expuestos a vientos invernales, y sitios compuestos por suelos con una capacidad límite de contención de agua, tales como suelos arenosos o hidrofóbicos. Aunque las condiciones de suelo hidrofóbicas son típicamente asociadas con el calor del verano, las condiciones que causan la repelencia pueden también ocurrir a lo largo del año. Por ende, la aplicación periódica de agentes humectantes durante el invierno puede ser una garantía para evitar espacios secos localizados.

El monitoreo frecuente de la humedad del suelo durante el invierno es fuertemente recomendado, para ayudar a la prevención de daños por desecación. Sin embargo, la detección de desgastes por sequía a simple vista puede ser casi imposible si el césped se decolora durante los meses invernales, por lo que es importante utilizar medidores de humedad. Una vez que un área seca ha sido identificada, irrigue el área para proveer suficiente humedad, sin causar charcos de agua, los cuales pueden congelarse. Idealmente, aplique agua en un día soleado, cuando las temperaturas están seguramente por encima de congelamiento.

Otra medida de bajo costo demostrada en la protección contra la desecación invernal es la aplicación de arena superficial. Una aplicación moderada a intensa de arena superficial en el inicio del invierno contribuye a la protección de la corona de la planta del clima dañino, y acelera el crecimiento de la primavera. Sin embargo, no se sobrepase, porque un exceso de arena desgastará rápidamente las hojas recientemente afiladas de las máquinas de corte en la primavera.

John Daniels es agrónomo de la Región Central de la USGA Green Section.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la USGA y extraído de su sitio web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account