Log In
.

Los secretos en las posiciones de bandera

¿Ha experimentado alguna vez el sentimiento de que el superintendente de la cancha de golf le está queriendo tomar el pelo a los golfistas, ubicando un hoyo detrás de un bunker o de un hazard en cada green?

Los superintendentes han escuchado de todo. Un golfista se aleja caminando de un green, y murmura: “¿Qué clase de idiota colocaría un hoyo ahí?”

Con toda seguridad, hay un método para esta locura de la ubicación de la ubicación de los hoyos. Como regla, los superintendentes montarán el circuito de la cancha mediante una rotación de las posiciones de banderas, con seis ubicaciones en el primer tercio del green, seis en el segundo y seis en el del fondo, con nueve hoyos hechos en el lado izquierdo del green, y nueve en el derecho.

Hay algunas desviaciones de este método directo. Una de ellas involucra dividir cada green en varias secciones o cuadrantes; sin embargo, siempre hay un balance entre las ubicaciones al frente, centro y fondo. De este modo, el largo total de la cancha no cambia día tras día.

“Nos esforzamos por mezclar las ubicaciones de los hoyos diariamente, rotándolos en el sentido de las agujas del reloj, para una reducción del desgaste y variedad de la selección de tiros” afirmó Jon Shreve, superintendente de cancha de golf certificado en Lakelands Golf and Country Club en Brighton, Michigan, USA.

Es costumbre reubicar los hoyos en una nueva posición del green cada día, especialmente durante un torneo de más de un día. Al colocar las banderas en distintas ubicaciones, los desafíos impuestos a los golfistas varían. Quizá la ubicación de un hoyo enfatiza un bunker peligroso adyacente al green. O tal vez, una ubicación diferente enfatiza la inclinación o el pico de altura del green. Además, otra ubicación hacia el frente del green puede desalentar el uso de un tiro bump-and-run. Al variar la ubicación de los hoyos, una cancha puede poner a prueba la versatilidad de todos los competidores, forzándolos a demostrar capacidad en muchos aspectos del juego.

Pero, a medida que la temporada de golf avanza y el clima cambia, las velocidades de los greens se incrementan, y se duplican las rondas semanales. Esto puede hacer muy difícil el encontrar una ubicación para un hoyo que no esté desgastada. Siendo que hacer más lenta la velocidad de los greens implicaría alterar a la Madre Naturaleza, esto casi nunca es una opción. Los superintendentes deben idear otras maneras de simplificar la selección de ubicaciones para los hoyos.

Una posición de bandera escondida detrás de un bunker requiere un tiro más exigente.

Los superintendentes estudian el diseño del hoyo en la manera en que el arquitecto lo diseñó para ser jugado. Toman en cuenta el largo del tiro hacia el green, y cómo éste puede verse afectado por las probables condiciones del día- esto es, viento y otros factores climáticos, condición del césped del cual el tiro será ejecutado, y la capacidad de contención del césped.

Una ubicación apropiada de un hoyo tiene suficiente superficie de putt entre el hoyo y el frente y los costados del green, para acomodar el tiro requerido. Por ejemplo, si el hoyo requiere un tiro de un hierro largo o de una madera al green, el hoyo debería ser ubicado más hacia la parte posterior del green, y más lejos de sus laterales que si el hoyo requiriese un tiro corto.

Puesto que se requieren tres semanas para que un hoyo se recupere, una regla de oro del superintendente es que cada green tenga aproximadamente 21 ubicaciones de banderas posibles- lugares que sean planos en una yarda de diámetro.

La tecnología podría también ofrecer una respuesta a ubicaciones de hoyos más difíciles. El retorno del corte manual ha permitido a los bunkers y otros obstáculos ser movidos más cerca del borde de los greens. En los 1970s y 80s, las máquinas triplex de corte que eran comúnmente utilizadas en el corte de los greens necesitaban más espacio para girar. Por ende, una bandera ubicada en el borde del green puede de hecho generar más peligro hoy en día que en años pasados. Y, aunque sea costumbre que un hoyo se encuentre al menos tres a cinco pasos del borde del green, no hay reglas oficiales de la USGA prohibiendo algo incluso más cerca y más desafiante.

Sin embargo, todavía muchos superintendentes harán grandes esfuerzos para ofrecer a los golfistas más información que podría mejorar sus scores, y hacer su ronda más disfrutable. Hojas con información sobre la ubicación de los hoyos, marcas de yardas en los fairways y yardajes de GPS guiados por láser son siempre maneras en que los superintendentes proveen información acerca de la ubicación de los hoyos diariamente.

Para más información acerca del mantenimiento de canchas de golf y de etiqueta, contacte a su superintendente local, o a la Golf Course Superintendents Association of America al 800/472-7878 o www.gcsaa.org.

Puntos clave:

  • Siempre hay un balance entre las ubicaciones de los hoyos al frente, al centro y al fondo del green.
  • Al variar las ubicaciones de los hoyos, una cancha puede ser preparada para poner a prueba la versatilidad de todos los competidores, forzándolos a demostrar excelencia en varios aspectos del juego.
  • A la hora de elegir las ubicaciones de las banderas, los superintendentes estudian el diseño del hoyo del modo en que el arquitecto lo diseñó para ser jugado.
  • Una ubicación apropiada del hoyo tiene suficiente superficie de putt entre el hoyo y el frente y los laterales del green para acomodar el tiro requerido.
  • Puesto que le toma tres semanas a un hoyo recuperarse, una regla de oro del superintendente es que cada green tenga aproximadamente 21 ubicaciones de banderas- lugares que sean planos en una yarda de diámetro.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la Rutgers Professional Golf Turf Management School y por GCSAA.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account