Log In
.

La importancia de controlar la materia orgánica en greens

Por la USGA Green Section

¿Quiere hacer más birdies? Tomar clases con su profesional de golf local ayudará a su juego, pero ¿sabía usted que los superintendentes de canchas de golf pueden también ayudarlo a lograr más birdies? Darles a los superintendentes los recursos necesarios y el tiempo para manejar la materia orgánica en los greens crea superficies más homogéneas y firmes, las cuales ayudan a los golfistas a embocar más putts.

La materia orgánica superficial, o thatch, es una combinación de césped vivo y muerto, tallos y raíces que se acumulan justo debajo de la superficie de putt. Si se acumula demasiada materia orgánica, esta actúa como una esponja que retiene el agua cerca de la superficie luego de una lluvia o riego. Como resultado, los greens con exceso de materia orgánica son propensos a tornarse blandos, a marcar en forma excesiva los piques y las pisadas, y a tener una velocidad inconsistente que pueden impedir que la pelota ruede en línea hacia el hoyo.

Prevenir que la materia orgánica se acumule al punto que impacte el rodamiento y la firmeza de los greens es extremadamente importante. Los programas de manejo que apuntan hacia el control de la materia orgánica pueden variar ampliamente porque la tasa a la cual la materia orgánica se acumula depende del tipo de césped y si ritmo de crecimiento. Sin embargo, los programas de gestión más confiables se enfocan en diluir y remover la materia orgánica, fertilización adecuada y riego controlado.

La fertilización y el riego son utilizados para mantener los greens saludables y en crecimiento activo para que puedan tolerar el tránsito. Estos recursos deberían ser aplicados para promover la jugabilidad y la salud del césped, no su color. Los greens sobrefertilizados y con exceso de riego acumulan materia orgánica rápidamente, llevando a pobres condiciones de juego y de salud del césped.

El topdressing es una de las herramientas más importantes para manejar la materia orgánica y mejorar la firmeza en los greens.

Un topdressing superficial de arena es crucial para manejar la materia orgánica. Un topdressing liviano y frecuente diluirá la materia orgánica acumulada a lo largo de la temporada, afirmando la superficie al mismo tiempo que enmascarando las imperfecciones creadas por piques de pelotas y tráfico de jugadores.

La aireación con sacabocados y el corte vertical son las técnicas más efectivas para remover materia orgánica que ha sido acumulada cerca de la superficie. La aireación con sacabocados también ayuda a enfrentar problemas tales como la compactación, la estratificación y la pérdida de infiltración. Mientras que la aireación y el corte vertical interfieren temporariamente en la superficie de juego, son trabajos necesarios para diluir y remover la materia orgánica. Retrasar o postergar estas importantes prácticas solamente aumenta el tiempo que tomará corregir futuros problemas causados por un exceso de materia orgánica.

Los superintendentes saben que manejar la materia orgánica es crítico para mantener un green sano, homogéneo, y firme. Si se restringe la posibilidad de un superintendente para manejar efectivamente la materia orgánica a través de impedimentos en el presupuesto y preocupaciones acerca de interrupciones de corto plazo en el juego, entonces las condiciones de juego se verán resentidas. Cuando los superintendentes tienen la capacidad de manejar la materia orgánica activamente a lo largo de la temporada, los golfistas cosecharán los beneficios de superficies de putt firmes y homogéneas, logrando embocar algunos putts más.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la USGA, y extraído de su página web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account