Log In
.

Demoras por heladas: 5 cosas que todo golfista debería saber

Por la USGA Green Section

Las mañanas frías de invierno traen consigo el riesgo de demoras por heladas. En algunas canchas estas demoras son poco frecuentes, mientras que en otras pueden tener una ocurrencia regular. La frecuencia con la cual las rondas de la mañana se ven afectadas por heladas depende del clima y de una variedad de otros factores. A continuación, cinco puntos que todo golfista debería tener en cuenta acerca de las demoras ocasionadas por heladas:

  1. El césped helado es vulnerable a daños.
    El césped de las canchas de golf suele ser resistente al tráfico. Sin embargo, cuando se forman cristales de hielo dentro de las plantas, estas se tornan quebradizas y vulnerables a daños. Caminar o manejar sobre césped cubierto por hielo puede quebrar las células de la planta, llevando a césped muerto, o bien debilitándolo, sin que muestre los efectos inmediatamente. Puede tomarle al césped más de un mes recuperarse de estos daños.
  2. Cuando se trata de demoras por heladas, la ubicación es primordial.
    Muchos de nosotros hemos mirado hacia afuera por las ventanas de nuestras casas, sin observar ningún signo de heladas, solo para encontrarnos con demoras al llegar a la cancha de golf. Esto sucede porque el hielo puede permanecer en microclimas más fríos mucho después de haberse producido el deshielo en otros. Las pendientes que miran al norte (en el hemisferio norte), las áreas bajas y las protegidas del viento, son especialmente propensas a permanecer cubiertas con hielo. Si usted se encuentra preocupado por una potencial demora, es conveniente llamar al club para confirmar las condiciones de la cancha antes de salir de su casa.
  3. El hielo puede permanecer por más tiempo en zonas bajas y sombreadas, inclusive mucho después de que las temperaturas se hayan incrementado en otras áreas.

  4. El césped de corte muy bajo sufre un alto riesgo.
    Los daños causados por heladas pueden ocurrir en cualquier parte de la cancha de golf, pero son especialmente peligrosos para el césped de corte muy bajo. Los greens son particularmente vulnerables, dado que experimentan el tráfico más concentrado. Un grupo de 4 golfistas generalmente toma 300 pasos o más en cada green; si hay una cobertura de hielo, todas esas pisadas podrían causar severos daños.
  5. Solo un poco de hielo puede ocasionar grandes demoras.
    ¿No hay señales de hielo en el tee del hoyo 1? Esa no es una señal para que usted pueda comenzar su ronda. Si el hielo permanece en áreas donde habrá intensa circulación durante la ronda, la cancha debe permanecer cerrada. Además, es importante recordar que, una vez que la cancha se encuentra libre de hielo, el personal de mantenimiento necesitará tiempo para poner en condiciones la cancha antes de que el juego pueda comenzar.
  6. Cuando los árboles de gran porte generan sombra en las superficies centrales de juego, especialmente en los primeros hoyos, la cancha debe permanecer cerrada, incluso si la escarcha se ha derretido en otras áreas.

  7. Más luz es una gran ayuda.
    La sombra extiende las demoras por heladas, al evitar que la luz derrita el hielo. El corte o remoción de árboles que proyectan su sombra sobre las principales superficies de juego puede mejorar la salud general de la cancha y reducir las demoras. Esta solución es particularmente necesaria para hoyos jugados en el comienzo de las rondas. La sombra de unos pocos árboles puede generar el cierre de la totalidad de una cancha.

El presente artículo ha sido aportado a TGMdigital por la USGA, y extraído de su página web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account