Log In
.

¿Cuánto dura un green?

Por Terry Buchen, CGCS Retired, MG

¿Cuánto puede esperar que duren los muchos y variados componentes de su cancha? Un superintendente veterano se explaya sobre la expectativa de vida de su infraestructura, para ayudarlo a planificar y establecer presupuestos para futuros trabajos en restauraciones, renovaciones y reemplazos.

En muchos establecimientos, los planes de mejoras para los campos de golf se han quedado en la crisis financiera del 2008, con los presupuestos de mejora de capital cortados significativamente, o incluso eliminados. Con la economía finalmente levantándose, los dirigentes han comenzado a soltar la cadena cuando se trata de trabajos de infraestructura planeados previamente. Los superintendentes de canchas de golf, arquitectos, miembros de comisiones de cancha, gerentes, propietarios y otros encargados de la toma de decisiones deben llevar a cabo las investigaciones necesarias para establecer apropiadamente el presupuesto para aquello que necesitará ser reparado, mejorado o actualizado. Este indelegable proceso requiere evaluar completamente la calidad de cada componente de la cancha, desde greens, tees y fairways hasta puentes, túneles y paredes de contención. Establecer un plan maestro regularmente actualizado y de gran alcance en conjunto con un asesoramiento de la infraestructura y plan de negocios, preparado con la experiencia de un arquitecto de canchas de golf, debería ser una prioridad en todo establecimiento.

Como un superintendente y agrónomo de tercera generación con más de 50 años de experiencia, me he familiarizado con los años de vida de la infraestructura de las canchas de golf, y he sido consultado para más de 175 proyectos de realización, restauración, renovación o reemplazo, en canchas de todo el país. La expectativa de vida de la infraestructura varía dependiendo de la zona climática, la edad del componente, la calidad de su construcción original, sus mejoras previas, prácticas de mantenimiento, presupuesto, y el estándar de las condiciones de juego. El siguiente texto trata sobre algunos de los factores que influyen en la vida de greens y collares, así como las mejores prácticas para los superintendentes enfocadas hacia la infraestructura.

Greens y collares

En las tres zonas climáticas, los greens y los collares deberían ser evaluados en su rendimiento al menos cada siete a 10 años, enviando muestras de suelo no contaminadas de todo el perfil del green a un laboratorio acreditado de análisis de suelos. Esto es necesario más allá de cómo los greens y los collares hayan sido originalmente construidos o cómo hayan sido mantenidos. Este análisis intensivo determina qué tan bien han resistido las características físicas del suelo al paso del tiempo, y consiste en un análisis físico completo del suelo de las primeras 3 pulgadas superiores, las primeras 6 a 9 pulgadas, y luego las porciones que queden del perfil del green. También examina el contenido de materia orgánica; acumulación y calidad del topdressing; contenido de partículas de arena, limo, arcilla y grava; tamaños de partícula de arena y fracciones de arena; pH, densidad de partículas; densidad del suelo, tasa de infiltración; aireación, capilaridad y porosidad total. La inspección del laboratorio también revelará si una acumulación excesiva de materia orgánica estuviera incrementando la capacidad de retención de agua y reduciendo la tasa de infiltración en la porción superior de la superficie del green, y si esta acumulación debería ser tratada durante prácticas de mantenimiento rutinarias o bien sacando el pasto y removiéndolo. Como consideraciones adicionales se incluyen si el tamaño y forma de las partículas de arena ha cambiado; si las capas de topdressing superior son compatibles con los materiales originales de la mezcla de suelos, y si la grava de drenaje se ha deteriorado prematuramente.

Un fenómeno relativamente nuevo que se está manifestando en mezclas de suelos de arena es la formación de “precipitados de hierro”, usualmente en la interfase del top soil con la capa de drenaje de grava (aunque puede formarse en otras partes de la mezcla debajo de la capa de materia orgánica), donde puede impedir el drenaje subsuperficial del green si se torna dura y densa. Los análisis de las muestras de suelo no contaminadas usualmente están al tanto de esta condición potencial, y ofrecen recomendaciones para su erradicación.

USGA, California y otros greens a base de arena pueden durar un largo tiempo si sus características físicas y rendimiento continúan siendo satisfactorios. Los greens de bermudagrass y seashore paspalum, que son normalmente prolíficos productores de materia orgánica, son usualmente desmontados, se les remueve el exceso de materia orgánica y éste es reemplazado con mezcla de suelo; son fumigados y vueltos a plantar aproximadamente cada 12 años. Los greens de creeping bentgrass/Poa annua en zona de transición y regiones frías obviamente no producen la misma cantidad de materia orgánica que sus contrapartidas de temporadas cálidas, pero deberían también ser desmontados y replantados como es requerido. (El bromuro de metilo ya no está disponible para su uso en canchas de golf, pero Basamid y otras alternativas están siendo actualmente analizadas y aceptadas para su uso).

El nuevo césped implantado debe tener asignado un presupuesto de mantenimiento para su fase de establecimiento, más allá del presupuesto de mantenimiento de rutina.

Evaluando la infraestructura

La construcción de greens típicamente sigue las especificaciones indicadas por las “Recomendaciones para un Método de Construcción de Putting Greens” de la USGA, o “El Putting Green de Arena: Construcción y Administración” de la University of California Cooperative Extension.

Los push-up greens (de suelo nativo) pueden también durar bastante tiempo, pero éstos requieren usualmente de restauración o renovaciones a lo largo de su vida para mantener o mejorar su rendimiento, como por ejemplo tuberías de drenaje con canales de arena, inyección de arena por DryJect, instalación de drenajes sonrisa, aireación por drill and fill o Deep tine. Requieren el reemplazo de césped en períodos similares de tiempo a los necesarios para los greens con base de arena.

Otra ventaja de cambiar el césped en cualquier zona climática es recibir los beneficios de las nuevas variedades de césped que ofrecen mejoras en la velocidad de los greens, opciones para la ubicación de los hoyos, firmeza, estética y otras ventajas. Antes de tomar la importante (y a veces difícil) decisión sobre el mejor tipo y variedad de césped, verifique estas nuevas variedades en un vivero dentro del establecimiento, observando áreas de prueba de césped en universidades, o consultando con los resultados de los análisis de césped disponibles en la página del National Turfgrass Evaluation Program. Algunos establecimientos eligen céspedes en base a qué tipo y variedades han sido ya exitosos en otras canchas vecinas.

Los contornos y elevaciones de la superficie de los greens cambiarán con los años a causa del topdressing de arena frecuente y la acumulación de arena de bunkers cercanos al green, más allá del tipo de construcción inicial del green. Las posiciones de bandera pueden ser limitadas, resultando en un tráfico más concentrado y en una menor variedad en la jugabilidad. Los greens suelen achicarse con los años, incluso a pesar de los planes mejor desarrollados, dado que siempre que un borde es corrido la superficie de putt se ve invariablemente reducida (particularmente si la cortadora utilizada es una triplex para greens). Los superintendentes y arquitectos deberían trabajar en conjunto para restaurar las superficies de vuelta hacia donde estaban, o hacia donde deberían estar, lo antes posible.

Terry Bunchem, CGCS Retired, MG, es presidente y agrónomo consultor de Golf Agronomy International, basada en Williamsburg, Va.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por GCSAA, y extraído de su publicación GCM.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account