Log In
.

Consecuencias por la prohibición de insecticidas

La pérdida de las opciones de control químico podría resultar en daños significativos a los campos de golf.

STRI (Sports Turf Research Institute), que involucra a los agrónomos oficiales del R&A Championship Committee, ha publicado un artículo que resalta los daños potenciales que las canchas de golf a lo largo de Gran Bretaña podrían sufrir como resultado de una pérdida de las opciones de productos químicos que controlan varias larvas de insectos, como orugas y gusanos blancos.

STRI ha reportado que los clubes de golf ya han visto numerosos orificios pequeños en los greens, que se producen cuando los insectos adultos emergen de sus formas larvales, normalmente con césped muerto circundando el orificio de salida, en el que las larvas se alimentaron de las raíces, y con el suelo a lo largo del green dañado por las aves y otros animales que se alimentan de dichas larvas.

Una leatherjacket – la larva de la crane fly.

Las opciones de gestión integrada de plagas son limitadas, y parecen tener bajas probabilidades de proteger a las canchas de golf en un nivel que se asemeje al ofrecido por los insecticidas que ya no se pueden aplicar, que contenían los ingredientes activos chlorpyriphos e imidacloprid.

Mientras se consideran otras soluciones potenciales para la gestión, es probable que las canchas de golf sufran muchos más daños antes de que se puedan ver programas efectivos y que pueda haber una guía de indicaciones y sugerencias.

Este es otro ejemplo de la presión que rige para propietarios de tierras, en muchos sectores alrededor del mundo, cuando las limitaciones gubernamentales limitan la disponibilidad y el uso de pesticidas.

El presente artículo fue aportado a TGMdigital por la R&A, y extraído de su página web.

Tagged under:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In or Create an account